Preparados biodinámicos

En primer lugar es importante conocer dónde se encuentran y cuáles son las referencias específicas de la legislación de producción ecológica respecto a los preparados biodinámicós. Estas son las siguientes:

“está permitido el uso de preparados biodinámicas” . Artículo 12.1c  Reglamento (CE) 834/2007, Artículo 3 Reglamento (CE)889/2008 y Artículo 5 Reglamento (CE)889/2008.

 

El Reglamento (CE) Nº 1069/2009, en su considerando 42 especifica las materias SANDACH (subproductos animales no destinados para el consumo humano) autorizadas en preparados biodinámicas mencionados en el Reglamento (CE) nº 834/2007 del Consejo, de 28 de junio de 2007, sobre la producción agrícola ecológica y su indicación en los productos agrarios y alimenticios donde se indica lo siguiente:

 

Teniendo en cuenta el limitado riesgo que suponen estos productos para la salud pública o la salud animal, la autoridad competente debe poder autorizar la elaboración y la aplicación a las tierras de preparados biodinámicos, a base de materiales de la categoría 2 y 3 de subproductos animales

Los productos de la categoria 2 del Reglamento (CE) Nº 1069/2009 a los que se hace mención son los siguientes Categoría 2:

el estiércol, el guano no mineralizado y el contenido del tubo digestivo;

los subproductos animales recogidos durante el tratamiento de aguas residuales mediante la aplicación de las normas adoptadas con arreglo al artículo 27, párrafo primero, letra c),de establecimientos o plantas que procesen material de la categoría 2, o de mataderos distintos de los cubiertos por el artículo 8, letra e);

los subproductos animales que contengan residuos de sustancias autorizadas o de contaminantes que sobrepasen los niveles autorizados mencionados en el artículo 15, apartado 3, de la Directiva 96/23/CE;

los productos de origen animal que hayan sido declarados no aptos para el consumo humano debido a la presencia en ellos de cuerpos extraños;

los productos de origen animal distintos del material de la categoría 1:

importados o introducidos desde un tercer país que no cumplan los requisitos de la legislación veterinaria comunitaria para su importación o introducción en la Comunidad, salvo si la legislación comunitaria permite su importación o introducción con restricciones específicas o su devolución al tercer país, o enviados a otro Estado miembro que no cumplan los requisitos establecidos o permitidos por la legislación comunitaria, salvo si se devuelven con la autorización de la autoridad competente responsable del Estado miembro de origen;

los animales y partes de animales, distintos de los contemplados en los artículos 8 o 10, del Reglamento (CE) No 1069/2009, que murieron sin que hayan sido sacrificados o matados para el consumo humano, con inclusión de los animales matados para el control de enfermedades,

    • los fetos,
    • los oocitos, los embriones y el esperma no destinados a la reproducción, y
    • las aves de corral muertas en el huevo;las mezclas de material de la categoría 2 con material de la categoría 3;
    • los subproductos animales distintos del material de la categoría 1 o la categoría 3.

 

El material de la categoría 3 del Reglamento (CE) Nº 1069/2009 incluirá los subproductos animales siguientes:

las canales y partes de animales sacrificados, o bien los cuerpos o partes de animales matados, en el caso de animales de caza, que sean aptos para el consumo humano con arreglo a la legislación comunitaria pero no se destinen a ese fin por motivos comerciales;

las canales y las siguientes partes de animales sacrificados en un matadero y considerados aptos para el consumo humano a raíz de una inspección ante mortem o los cuerpos y las siguientes partes de animales de caza matados para el consumo humano de conformidad con la legislación comunitaria:

las canales o los cuerpos y partes de animales declarados no aptos para el consumo humano de acuerdo con la legislación comunitaria pero que no muestren ningún signo de enfermedad transmisible a los seres humanos o los animales,

las cabezas de aves de corral,

las pieles, incluidos los recortes y la piel dividida, los cuernos y los pies, incluidas las falanges y los huesos del carpo y metacarpo, y los huesos del tarso y metatarso, de:

los animales distintos de rumiantes que precisen pruebas de diagnóstico de EET, así como los rumiantes que hayan sido sometidos a pruebas de diagnóstico con resultado negativo de conformidad con el artículo 6, apartado 1, del Reglamento (CE) no 999/2001,

las cerdas,

las plumas;

los subproductos animales de aves de corral y lagomorfos sacrificados en la explotación de conformidad con el artículo 1, apartado 3, letra d), del Reglamento (CE) no 853/2004, que no presenten signos de enfermedad transmisible a los seres humanos o los animales;

la sangre de animales que no presentaban ningún signo de enfermedad transmisible a través de la sangre a los seres humanos o los animales, obtenida de los siguientes animales que hayan sido sacrificados en un matadero después de haber sido considerados aptos para el sacrificio para el consumo humano a raíz de una inspección ante mortem de conformidad con la legislación comunitaria:

animales distintos de rumiantes que precisen pruebas de diagnóstico de EET, y rumiantes sometidos a pruebas de diagnóstico con resultado negativo de conformidad con el artículo 6, apartado 1, del Reglamento (CE) no 999/2001;

los subproductos animales generados en la elaboración de productos destinados al consumo humano, incluidos los huesos desgrasados, los chicharrones y los lodos de centrifugado o de separación resultantes de la elaboración de productos lácteos;

los productos de origen animal o los productos alimenticios que contengan productos de origen animal que ya no estén destinados al consumo humano por motivos comerciales, problemas de fabricación, defectos de envasado u otros defectos que no conlleven ningún riesgo para la salud pública o la salud animal;

los alimentos para animales de compañía y los piensos de origen animal, o los piensos que contengan subproductos animales o productos derivados que ya no estén destinados a la alimentación animal por motivos comerciales o problemas de fabricación, defectos de envasado u otros defectos que no conlleven ningún riesgo para la salud pública o la salud animal;

la sangre, la placenta, la lana, las plumas, el pelo, los cuernos, los recortes de cascos, uñas o pezuñas y la leche cruda de animales vivos que no presenten ningún signo de enfermedad transmisible a través de esos productos a los seres humanos o los animales;

los animales acuáticos y partes de los mismos, salvo los mamíferos marinos, que no muestren ningún signo de enfermedades transmisibles a los seres humanos o los animales;

los subproductos animales de animales acuáticos procedentes de establecimientos o plantas que fabriquen productos para el consumo humano;

el siguiente material de animales que no presenten ningún signo de una enfermedad transmisible a los seres humanos o los animales a través de dicho material:

conchas de moluscos despojadas del tejido blando o la carne,

los siguientes productos de animales terrestres:los subproductos de incubadoras, los huevos,los subproductos de los huevos, incluidas las cáscaras,

los pollitos de un día sacrificados por razones comerciales;

los invertebrados acuáticos y terrestres, salvo los de especies patógenas para los seres humanos o los animales;

los animales y sus partes de los órdenes zoológicos Rodentia y Lagomorpha, salvo el material de la categoría 1 a que se refiere el artículo 8 del Reglamento (CE) Nº 1069/2009, letra a), incisos iii), iv) y v), y el material de la categoría 2 mencionado en el artículo 9, letras a) a g) del Reglamento (CE) Nº 1069/2009

las pieles, los cascos, uñas o pezuñas, las plumas, la lana, los cuernos y el pelo de animales muertos que no presenten ningún signo de enfermedad transmisible a través de esos productos a los seres humanos o los animales

el tejido adiposo de animales que no presentaban ningún signo de enfermedad transmisible a través de dicho material a los seres humanos o los animales, que fueron sacrificados en un matadero y que fueron considerados aptos para ser sacrificados para consumo humano tras una inspección ante mortem con arreglo a la legislación nacional;

los residuos de cocina distintos de los contemplados en el artículo 8, letra f) del Reglamento (CE) Nº 1069/2009.

Sobre el uso de preparados biodinámicos:

Existen 8 preparados biodinámicas, el 500 y 501 son elaborados con materias no vegetales y sirven para pulverizar sobre el suelo y sobre las plantas como complementos de los abonos y del 502 al 507 elaborados con plantas medicinales y corteza de árbol se emplean para dinamizar los abonos (compost):, tal y como se detallan a continuación:

Para pulverizar sobre las plantas y el suelo:

Preparado 500 de boñiga en cuerno: Elaborado a base de boñiga de vaca sin paja en cuerno de vaca que haya tenido varios partes todo el invierno enterrado.

Preparado 501 de Sílice en cuerno. Cuarzo molido mezclado con agua de lluvia en cuerno enterrada durante el verano. Estimula la floración y la formación de frutos. Potencia los sabores, olores, y principales sustancias nutritivas de la planta

Para dinamizar el compost

Preparado 502,  elaborado con flores frescas de milenrama (Achillea millefolium) en una vejiga de ciervo macho

Preparado 503 de flores secas de manzanilla (Matricaria chamomilla) en intestino delgado de vaca.

Preparado 504 con plantas y flores de ortiga seca (Urtica dioica)

Preparado 505 con corteza de roble triturada (Quercus pubescens)

Preparado 506 con flores secas de diente de león (Taraxacum officinale)

Preparado 507 con flores frescas de valeriana (Valeriana officinalis).

 

 

Contra las enfermedades y parásitos.

Preparado 508 hecho con tallos estériles enteros de cola de caballo (Equisetum arvense)

 

 

Bibliografía consultada:

Reglamento (CE) nº 834/2007

Harald Kabisch. GUÍA PRÁCTICA PARA LOS PREPARADOS BIODINÁMICOS. Revisión y fotocomposición: Álvaro Altés Domínguez Publicación preparada para la Asociación de Agricultura Biodinámica de España. VIII96

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *