Agricultura ecologica

Cultivos transgénicos versus agricultura ecológica

 

Agricultura ecologica

Los cultivos ecológicos evitan la propagación de los cultivos transgénicos

 

 

 

Cultivos Transgénicos versus agricultura ecológica

La superficie actual de cultivos transgénicos en España es de 75.148 Hectáreas, alrededor del 70% del total de cultivos en Europa. El cultivo autorizado en España es el maíz Bt que lleva incorporados genes de la bacteria Bacillus thuringiensis que le permiten producir una sustancia insecticida.

Los agricultores son convencidos por las grandes empresas del sector, de los beneficios de sembrar maíz manipulado genéticamente, para combatir la oruga del taladro en cultivos de regadío.

Una entrevista a varios agricultores de Extremadura, región donde existe la mayor concentración de cultivos transgénicos, reveló que los agricultores no sabían que estaba sembrando semillas transgénicas y desconocían los riesgos que estos cultivos podían estar causando en su entorno.

Los efectos nocivos de estos cultivos para el medio ambiente y la agricultura pueden ser: la contaminación del suelo, la pérdida de biodiversidad, el desarrollo de resistencias en insectos y adventicias o los efectos no imprevistos por contaminación genética accidental en otros organismos.

Los efectos nocivos para la salud humana y animal derivados del consumo de OGM siguen a la espera de estudios concluyentes. Esto quiere decir que cuando menos estos alimentos están “bajo sospecha”.

Las variedades de maíz Bt 176 están prohibidas en varios países de Europa por los riesgos para la salud humana y animal derivados de la presencia de un gen marcador que pudiera agravar el ya preocupante problema de aumento de las enfermedades resistentes a los antibióticos.

Otro efecto preocupante de los cultivos transgénicos es como está afectando a la producción de cultivos ecológicos. En un informe presentado por varias organizaciones ecologistas se revela la aparición de casos de contaminación por OMG. Se han detectado trazas de transgénicos en varias parcelas de cultivos ecológicos que no pudieron ser vendidos como tal, con el consiguiente daño económico para los agricultores afectados.

En los cultivos convencionales puede existir una tasa aun mayor de contaminación en regiones donde se siembran transgénicos, la falta de análisis y controles en estos cultivos, permite que no se detecten más casos de contaminación.

Seria deseable que las Administraciones públicas se implicaran en regular a las Industrias y en informar a los consumidores con un etiquetado veraz sobre los ingredientes que contengan OGM.

La falta de investigación sobre los efectos a largo plazo en el entorno y en nuestra salud es el punto que más preocupa a los consumidores.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *