tiendas-ecologicas

Ago
18

Sistema de compostaje en la finca Jelanisol-Montebello. Gibraleón. España

Autor // Manuel Baez. Asesor agricultura ecológica

Imagen15

 

Desde  inicios del año 2009 llevamos a cabo en la explotación un sistema de compostaje en el cual utilizamos todos los materiales de la finca en su elaboración ,restos de poda, hierbas, restos de frutas, etc….
A continuación explicaré las bases para la elaboración de dicho compost.

 

 


 

Sistema de compost CMC


El Compost Microbiológico Controlado(CMC) es un compost de alta calidad que
ha sido elaborado por medio de un proceso de compostaje aeróbico (con presencia de
oxígeno), a través del sistema de “pilas”(covered windrow composting), en el cual se
han inoculado o incorporado microorganismos específicos con el objetivo de transformar la materia orgánica en humus de nutrición, bajo un estricto control y seguimiento de parámetros tan importantes como la temperatura, el CO2 o la humedad.


El proceso

El proceso de compostaje se basa en elaborar compost bajo el sistema de “pilas”. A la hora de hacer compost bajo la técnica de “pilas de compostaje”, es esencial prestar especial atención en el modo de combinar los residuos orgánicos para lograr una relación Carbono Nitrógeno (C/N) de 30:1.

Para elaborar una pila con el método CMC es esencial empezar por poner una primera capa de materia orgánica seca, por ejemplo restos de campo o de monte (paja, heno, pinocha,…).

Las siguientes capas tienen que ser material fresco (desechos de cocina, restos de plataneras, restos de césped, malas hierbas, leguminosas,....)

.La aplicación en la pila de compostaje de materia orgánica fresca sin putrefacción es muy beneficiosa para poder obtener un compost de alta calidad.

Este tipo de material también garantiza un correcto inicio en el proceso y así los Microorganismos inoculados pueden degradar la materia orgánica y convertirla en humus de nutrición.

Cuando el compostador composta materia orgánica en estado de putrefacción (estiércol) debe realizar mayores esfuerzos durante el proceso para obtener un compost de alta calidad. Incorporar materia orgánica en estado de putrefacción influye en la calidad del producto final ya que no será tan alta como un compost elaborado a base de materia orgánica fresca libre de putrefacción.

Cualquier proceso de putrefacción da lugar a un crecimiento de vida microbiana no deseada (microflora anaeróbica) que debe ser eliminada con un esfuerzo extra y un cuidado especial del proceso por parte del compostador.

Para un compostador novel es recomendable que no introduzca materia orgánica putrefacta pero en caso de compostadores más experimentados que quieran compostar estiércoles se aconseja que la cantidad de estiércol no supere el 15-20 % del volumen total de la pila.

Después de introducir las capas de materia orgánica fresca es imprescindible añadir un 10% de tierra arcillo-limosa a la pila de compostaje. Los microorganismos necesitan tierra con minerales arcillosos para poder construir las cadenas de nutrientes bien estructuradas que forman el humus.

Diversos proyectos de investigación han comprobado que añadir tierra arcillo-limosa en el proceso de compostaje es absolutamente imprescindible para formar las cadenas de humus. Por otro lado, añadir compost maduro en pilas de compostaje mejora las condiciones de humedad.


 

La maquinaria

El proceso de compostaje CMC recomienda el uso de maquinaria para facilitar el volteo de la materia orgánica, siempre que incorpore un sistema de inoculación que mezcle y pulverice el Starter dentro de la pila de compostaje. Este sistema forma una “nebulización” muy fina capaz de alcanzar cada partícula del residuo orgánico. Los microorganismos que componen el Starter son organismos unicelulares, es decir, son incapaces de moverse por si mismos, sin embargo si las condiciones de vida son óptimas, podrán multiplicarse muy rápidamente y poder cumplir sus tareas dentro
del tiempo que dura el proceso (6-8 semanas). Una condición indispensable de la máquina volteadora es que a medida que va volteando, la altura de la pila debe ir subiendo, hace que el material sea esponjoso, como se aprecia en la siguiente imagen.


Control de parámetros

 

 

 

La monitorización y el seguimiento desde el inicio hasta el final del proceso son clave para cumplir con el objetivo de crear humus de nutrición. Es necesario medir diariamente tanto la temperatura, el CO2, el metano como la humedad de los materiales. Una vez finalizado el proceso también es necesario medir los nitratos, los sulfitos, el ph y Redox, para garantizar un producto de alta calidad. Se podría decir que el “arte” de composta deriva en transformar los enlaces químicos perjudiciales de la fase reductiva-tóxica (ácido sulfhídrico, fosfina, amoniaco) en enlaces químicos no perjudiciales de la fase oxidativa (sulfato, fosfato, nitrato)

La temperatura nos indica como se está llevando a cabo el proceso de compostaje y en qué fase se encuentra.

La curva ideal de la temperatura dentro del proceso CMC que se divide en dos fases principales: la fase de descomposición de la materia orgánica y la fase de formación de cadenas de nutrientes o humus y cada fase tiene una temperatura específica. En la primera fase de descomposición de la materia orgánica ,también llamada fase termófila, la temperatura es de 55-65ºC; nunca se debe sobrepasarlos 65ºC durante el proceso.


Por ejemplo, si el proceso de compostaje tiene 10 semanas y una temperatura de 60ºC esto significa que el proceso está todavía en la fase de ruptura del residuo orgánico y no se ha podido empezar a formar humus, por lo que habría que tomar medidas para resolver el problema.

Medir el nivel de dióxido de carbono es muy importante para conseguir un correcto proceso de compostaje.   La curva ideal de CO2, muy similar a la curva de la temperatura, donde se puede observar los niveles máximos de CO2, alrededor del 20 %,
se alcanzan durante la fase de descomposición de los materiales y los niveles mínimos de CO2, entre un 1-8%, se producen durante la fase de formación de humus. Durante el proceso, el metano se transforma en CO2 (63 veces menos dañino para el clima que el metano, según la Comisión Ambiental del Gobierno de Austria), nos sirve de indicador y debe ser medido diariamente durante el proceso. Un exceso de CO2 asfixia a los microorganismos en la pila por lo que no podrán realizar sus tareas de descomposición y de transformación de la materia orgánica en humus, es decir, que el nivel de CO2 no puede superar más del 20 %. El compost debe de ser volteado con frecuencia para rebajar el nivel de CO2 y evitar un exceso de éste en la fase de formación de humus.

La velocidad de rotación del tambor de la maquina volteadora debe ser lenta para asegurar que el CO2 se libere adecuadamente. Generalmente el compost debe ser volteado una vez al día durante la primera semana, cuatro veces en la segunda semana del proceso y cada tres días en la tercera semana; después se debe voltear una vez a la semana en las tres semanas siguientes que dura el proceso. Un buen manejo del proceso de compostaje logra crear humus en tan sólo seis semanas.


La elaboración de la pila


El tamaño de la pila no debe superar las dimensiones establecidas (2,5 m. de ancho por 1,4 de alto) y así no perjudicar el proceso aeróbico. Si se superan las dimensiones establecidas, el compost no será de tan alta calidad como el CMC y el proceso durará mucho más tiempo, 1-2 años. La alta calidad del compost CMC facilita que se pueda vender a un precio alto y en países como Suiza o Austria, las plantas de compostaje utilizan maquinaria que ha sido diseñada y fabricada exclusivamente para estas dimensiones de la pila.

Por otro lado, la pila de compost debe de estar protegida de la lluvia, el sol y el viento. Por ello, es necesario cubrir las pilas de compost con mantas o cobertores de  polipropileno permeables a los gases y que no permiten la infiltración de agua de lluvia, sol o viento, gracias a su tejido geotextil.

Imagen10

 

 

 

Foto nº 10 .-Fase 1º

 

 

 

Imagen11

 

 

 

 

Foto nº 11.- Fase 2º

 

 

 

Imagen12

 

 

 

Foto nº 12.- Fase 3º

 

 

 

 

Imagen13

 

 

 

 

Foto nº 13.- Fase 4º

 

 

 

Imagen14

 

 

 

Foto nº 14.- Fase 5

 

 

 

 

Imagen15

 

 

 

 

 

Foto nº 15.- Fase 6

 

 

Imagen16

 

 

 

 

 

Foto nº 16.- Fase 7º

 

 

imagen16_1

 

 

Foto nº 17.- Control de parámetros ( CO2,temperatura,humedad)

 

 

 

Imagen17

 

 

 

Foto nº 18.- Aplicación de compost CMC en cultivar de aguacate.

 

 

aceite-ecologico-oliflix

eco-envases-agricultura

 

huerto-urbano

alimentos-ecologicos

Personas en línea

Tenemos 50 invitados conectado(s)
Esta web utiliza cookies. Al navegar en esta página, aceptas el uso que hacemos de las cookies.AceptarLeer más